Acerca de Cáncer de pancreas

El esquema clásico es una asociación de ácido folínico, 5-FU y oxaliplatino (FOLFOX), que suele comenzar a los 3 meses de la cirugía, siempre que no haya complicaciones sépticas pélvicas3.

Éstas consisten, todavía, en series potenciadas en T2, de 3mm de espesor y con un campo de visión beocio (16cm), que se prescriben sobre la serie sagital. Deben incluir todo el tumor y deben orientarse en un plano perpendicular en relación con el eje longitudinal del recto. Son imprescindibles para la estadificación Particular. Opcionalmente, pueden prescribirse imágenes de entrada resolución sobre el tumor, paralelas al eje longitudinal del recto. En los tumores del tercio inferior es necesario obtener imágenes coronales de incorporación resolución que sigan el eje longevo del canal anal32–34. La RM endorrectal, a pesar de su excelente resolución espacial y de contraste en zonas próximas a la bobina, se emplea menos, ya que no permite evaluar adecuadamente el margen radial, no puede efectuarse en tumores estenosantes y presenta pequeño disponibilidad.

Últimas técnicas de radiación: La terapia con radiación de haz externo puede administrarse con mucha precisión al cuello uterino mediante el empleo de una exploración TC ( tomografía computarizada) y un focalizador computarizado.

The information contained above is Caudillo in nature and is not intended Ganador a guide to self-medication by consumers or meant to substitute for advice provided by your own physician or other medical professional. The reader is advised to consult with a physician or other medical professional and to check product information (including packaging inserts) for changes and new information regarding dosage, precautions, and contra indication before administering any drug, herb, supplement, compound, therapy or treatment discussed herein.

La US transrectal puede realizarse mediante una sonda rígida, que permite estudiar los últimos 12cm del recto, o flexible30. Pueden utilizarse transductores radiales o lineales de incorporación frecuencia (7MHz), y debe estudiarse toda la circunferencia rectal. Los lineales son más apropiados para efectuar punciones. Se explora a los pacientes en decúbito adyacente izquierdo, preferiblemente tras exonerar el contenido rectal espontáneamente o tras un enema.

Imagen coronal del canal anal, donde podemos ver el músculo elevador del recto como una estructura listado que se origina en la muro pélvica y se extiende hasta el enredado esfinteriano. Un engrosamiento muscular, a cada lado, corresponde al anillo muscular puborrectal (PR).

Diferentes técnicas de estudio mediante TC se han empleado en la estadificación Específico del CR. Aunque todas utilizan la etapa portal tras gobernar contraste i.v., algunos grupos distienden el recto con agua o metilcelulosa, mientras que otros son partidarios de estudiarlo sin distensión35–39.

Algunas estructuras anatómicas son importantes para estadificar adecuadamente el CR. La fascia mesorrectal (FMR) representa la fascia visceral de la porción extraperitoneal del recto y envuelve a la potingue mesorrectal. Por detrás, se relaciona con la fascia parietal presacra o fascia de Waldeyer. Entre ambas está el holy plane de los cirujanos: un espacio potencial relativamente avascular que es el que se diseca cuando se realiza la escisión total del mesorrecto (ETM)4. Entre la fascia parietal y el Sagrado está el espacio retrorrectal que contiene a los vasos presacros, visibles en el plano sagital de la RM como pequeñFigura imágenes nodulares hipointensas5.

Sin embargo, no ha logrado aumentar el período osado de enfermedad hasta la aparición de la recidiva Específico ni tampoco la supervivencia Completo. Con respecto a si es mejor administrar estos tratamientos de forma neoadyuvante, conducta más habitual en Europa, o adyuvante, frecuentemente utilizada en EE. UU., un Adiestramiento clínico germánico mostró una último tasa de recidiva Circunscrito a los 5 años (el 6 frente a el 13%) y una último tasa de toxicidad llano (el 27 versus el 40%) en pacientes tratados mediente QRT preoperatoria frente a QRT postoperatoria, nuevamente sin diferencias en cuanto a la supervivencia global25. Otros grupos, no obstante, abogan por tratar sólo mediante ETM, sin RT asociada a los pacientes T3b o N1, evaluados mediante RM y sin otros factores de aventura asociados; se evitan, así, sobretratamientos y bienes no deseados en estos pacientes, con pronóstico no muy diferente de los CR con estadio i24,26,27. Este tema suscita intenso debate en la actualidad28.

La IVEM es un hallazgo presente en aproximadamente una cuarta parte de los estudios RM de extensión de CR. Siempre Cáncer de cervix va asociada a un estadio T3 o superior y el vaso en cuestión tiene que penetrar en la horma del recto en la zona de infiltración tumoral. Siempre se acompaña de expansión del vaso, aunque sea mínima.

Por esto, los tumores T2 que se localicen en estas regiones y que afecten a todo el espesor de la pared rectal, aunque no infiltren la aceite perirrectal, pueden hallarse muy cerca de la FMR y con frecuencia tendrán un margen radial amenazado. Un estudio en 2001 mostró que la RM podía identificar un beneficio osado en la dormitorio de resección cuando la RM veía el tumor a 5mm o más de la FMR50. El grupo MERCURY, en un estudio multicéntrico sobre 408 pacientes, mostró que la RM tenía una especificidad del 92% en la identificación de un margen atrevido, si el tumor estaba a más de 1mm de la FMR69. Es proponer, casi nunca nos equivocaremos cuando en un estudio leamos que un beneficio radial está osado. La distancia longevo de 1 o 2mm en la RM para identificar un ganancia como libre es un criterio utilizado con anciano frecuencia en la letras médica. Si no es posible la realización de una RM, la TCMD puede ser una alternativa válida para la determinación de la infiltración del margen radial39.

La Agencia de un tratamiento para el cáncer luego de un tratamiento Circunscrito con cirugía se conoce como terapia “adyuvante” y puede incluir quimioterapia, terapia con radiación, terapia hormonal y/ o biológica.

Imagen sagital que muestra un tumor en la cara posterior del recto que se extiende a la crema vecina y que infiltra una vena extramural. El segmento venoso adyacente al tumor aparece engrosado y con contornos nodulares (flecha).

Investigadores en Florida todavía evaluaron los resultados de 396 mujeres con cáncer del útero en la etapa I que se trataron con histerectomía, disección de ganglios linfáticos y braquiterapia. La supervivencia a 5 primaveras posteriormente del tratamiento fue del 100% para las pacientes con el cáncer en la etapa IA, 97% para las pacientes con el cáncer en la etapa IB y 93% para las pacientes con el cáncer en la etapa IC.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *